home page chi siamo collaborazioni museali curriculum mostre contattaci link
 
Esposizioni
IERI
Avvenimenti nazionali ed internazionali sul Futurismo e su altri temi correlati ampiamente documentati da comunicati stampa, testi critici ed immagini fotografiche.
 




El Universo Futurista 1909 - 1936

Fundación Proa, Buenos Aires, Argentina

Buenos Aires, aprile - giugno 2010

a cura di Gabriella Belli









FUTURO, FUTURISMO, palabras que resuenan en nuestra memoria. Cuando un pintor en los años treinta, cuarenta, en Latinoamérica, quería ser actual, revolucionario, audaz, decía: "Soy futurista", o decían de él: "Es futurista". Los pintores modernos se llamaban "futuristas", las acciones artísticas novedosas se llamaban "Futurismo". Así en el concierto de palabras que se reúnen en torno al arte, la palabra "Futurismo", no señalaba un movimiento, ni tampoco un tiempo histórico, ni tampoco algunos artistas, como en el caso del Cubismo. Futurismo era el "gesto del nuevo mundo", del porvenir, del deseo de libertad. La palabra navega en nuestro español con una carga propia e independiente de los hechos, pero adquiriendo personalidad para ser comprendida por multitudes, cuando se habla de modernidad.

     Esta es la herencia con que el Futurismo impregnó de sentido la creación moderna en muchos artistas, y construyó una de las utopías más destacadas del siglo XX. El Futurismo irradió todas las disciplinas artísticas, con la ideología del progreso, del amor a la máquina, de la devoción al industrialismo. Se cumplen 100 años del grito de Marinetti que traspasó mares, viajó y visitó infinitos lugares. Una sola palabra que da cuenta de una época, de una ilusión, de un mundo que nacióy murió, y de la que los más prestigiosos museos celebraron su centenario con las pompas propias de un gran aniversario.

Fundación Proa decidió sumarse a los festejos y presentamos "El Universo Futurista: 1909-1936", una histórica exhibición que da cuenta de la riqueza del movimiento, su influenciay su creatividad. Desde nuestro país, abarcartodo el universo que los artistas futuristas crearon, y poder consolidar y mostrar la riqueza de este en una exhibición se transformaba en una tarea monumental. Fue la visita de Franco Bernabé a nuestra Fundación, junto con la Embajada de Italia, quienes nos abrieron las puertas del MART, Museo d'Arte Moderna e Contemporánea di Trento e Rovereto. Este es un centro neurálgico de archivo y documentación, que cuenta en su acervo con la más variada, numerosa y lograda colección de piezas del Futurismo italiano. Forman parte de ella los escritos y publicaciones de los escritores futuristas, las pinturas de muchos de los artistas, la música de Russolo, la arquitectura de Depero, los teatros, las escenografías, la moda futurista y la fotografía. Una colección única y obligada cuando hablamos de Futurismo italiano. Y fue su directora, Gabriella Belli, quien se comprometió en curar esta exhibición, con el objetivo de reconstruir ese Universo.

     "El Universo Futurista: 1909-1936", con obras de la colección del MART, se presenta en Proa para dar cuenta de la historia y poner en su justo lugar al movimiento que a lo largo de un siglo transitó por todas las contradicciones propias de las vanguardias. La exhibición cumple con el objetivo de mostrar este universo creativo, febril, revolucionario. Más de 240 piezas están presentes dialogando entre sí, reconstruyendo la historia de los primeros años de la pasada centuria. Los Manifiestos, los ruidos que revolucionaron toda la música del siglo XX (Intonarumori), los escritos y las publicaciones de Marinetti.su poesía, la revolución tipográfica, se pueden apreciaren un numeroso conjunto y comprender el ímpetu de libertad que exigían. La escultura y la pintura dialogan entre sí y en sus imágenes se aprecian los estudios sobre el movimiento, la riqueza y la evolución que a partir del Cubismo logran los pintores en el afán de desprenderse de la naturaleza del objeto y dar cuenta del movimiento, de la velocidad y del desplazamiento. En estas pinturas se ve la evolución en el tiempo hasta llegar al Manifiesto de la Aeropintura, obras que muestran las primeras imágenes desde el aire, de la ciudad vista desde las alturas, haciendo tributo a la nueva era del avión. No hay duda de que sus intuiciones se hicieron realidad; miramos esas imágenes como si fueran de niños, imágenes ingenuas que dan cuenta de los inicios de un siglo XX cargado de acontecimientos extraordinarios en la historia de la civilización.

     El Futurismo logro salir de las fronteras del arte e invadir la vida cotidiana: los artistas organizaron manifiestos sobre cómo debía ser la arquitectura, cómo debía vestirse la mujer, cómo debía ser el nuevo teatro, el cine, la cocina. Inventaron reglas para el nuevo mundo; en contra de lo acontecido, escribieron y distribuyeron sus panfletos con las nuevas pautas. En la búsqueda de la máxima voluntad de libertad, organizaron y reglamentaron los aspectos de la vida cotidiana. Consideraron la guerra como una acción, un gesto para la concreción de esta nueva era. Estos núcleos están presentes en esta exhibición, con muchas piezas históricas y algunas reconstrucciones de trajes y de vestuario para el teatro.

     El Futurismo se propone difundir sus ideas por el mundo. Marinetti concibe un Futurismo global y dos veces emprende viaje para Sudamérica. Acompañado de su esposa, llega generando una gran expectativa en el Brasil, el Uruguay y la Argentina. El Manifiesto Futurista se había editado en el diario La Nación a pocas semanas de su publicación en Le fígaro. Es así que el primer viaje de Marinetti genera mucha expectativa y efervescencia en la elite intelectual local. Su segundo viaje, en ocasión del XIV Congreso Internacional de los PEN Clubs, es mucho más controversial por sus posturas políticas ligadas al fascismo. En un apartado especial la investigadora Cecilia Rabossi presenta, a través de un video documental, el clima de los años veinte en Buenos Aires y la grandiosidad de los eventos en 1936. Las fotografías, y las controvertidas reseñas, dan cuenta de la importancia mítica que este movimiento generó y lo polémico de su visita. También la presencia de Emilio Petorutti -considerado un pintor futurista durante su estadía en Italia-, con dos obras tempranas y sus ilustraciones, muestra cómo el Futurismo llegó a nuestras tierras y cuál fue la respuesta de los intelectuales locales.

     El presente catálogo fue pensado para convertirse en una pieza de estudio, en nuestra lengua, del Futurismo italiano. El texto de la curadora Gabriella Belli, "Protagonistas y Eventos", es una introducción y reflexión actual sobre los artistas, sus sueños y los eventos más destacados que el Futurismo protagonizó en las primeras décadas del siglo XX. La voz de los protagonistas y artistas está presente en el apartado "Manifiestos Futuristas". Esta sección, concebida por Cintia Mezza, permite sumergirse como en un viaje a través del tiempo en la estética y la filosofía de la época. Los viajes a Sudamérica de Marinetti y de Bragaglia, con su nuevo teatro, están documentados en un importante capítulo que aporta al debate internacional los acontecimientos vividos en la región. Cecilia Rabossi armó un diario de viaje que reconstruye, con notas de periódicosy citas, los momentos cruciales de la visita. El catálogo deja el espacio principal para las imágenes de las obras presentes en la exhibición. Y estas, silenciosamente, van construyendo página por página "El Universo Futurista".

     Es un orgullo para Fundación Proa presentar esta histórica exhibición con el patrimonio del MART; a todo el equipo del museo, a su presidente, Franco Bernabé, a la curadora y directora, Gabriella Belli, nuestro más profundo agradecimiento. A la Embajada de Italia y al Instituto Italiano de Cultura en nuestro país, nuestros respetos por ser compañeros de ruta en la construcción del proyecto. A las colaboradoras Cintia Mezza, Cecilia Rabossi y Cecilia lida, nuestra admiración porque con notable empeño lograron proponernos nuevas lecturas sobre el Futurismo. A Rodrigo Alonso por su aporte didáctico visual. A todo el equipo de Fundación Proa, un merecido reconocimiento porque atraviesan las adversidades con inteligencia, humor y orgullo, sabiendo que cada exhibición que presentamos es un aporte fundamental en la construcción de nuestra cultura.

     La exhibición, el catálogo, el proyecto educativo, las numerosas actividades que nos proponemos organizar durante los meses de presentación, los encuentros y diálogos son posibles gracias al aporte permanente de Tenaris - Techint. En esta ocasión queremos dejar constancia del agradecimiento a los asistentes en las sucursales de Italia y Argentina, que generosamente nos respaldaron.

     A partir de ahora, es el anónimo visitante quien se sumergirá en "El Universo Futurista".

Adriana Rosenbergz
Presidente
Fundación Proa

Cuando en enero de 2009 el MART inauguró Futurismo 100, la gran muestra para celebrar los cien años de la mayor vanguardia italiana, nuestros archivos publicaron un volumen inédito sobre el viaje a Rusia realizado por Filippo Tommaso Marinetti, en 191 A. Un viaje que pocos, incluso los entendidos, recordaban.

     La colaboración entre el MART y la Fundación Proa trae hoy a nuestra atención otros viajes de Marinetti, a Brasil, al Uruguay y a la Argentina, realizado en 1926 y 1936, puntualmente documentados en la muestra El Universo Futurista 1909-1936.

     El deseo de Marinetti de viajar y descubrir otras culturas es extraordinario, visto en perspectiva. Es el ejemplo de una vitalidad sin fronteras del Futurismo, cuya dimensión internacional seguramente se debe exacerbar y comparar con la nacional y la local. El MART lo está haciendo desde hace años, con el Centro Internacional de Estudios sobre el Futurismo y con la reapertura de Casa Depero, el único ejemplo de museo proyectado por un artista futurista.

     En cierto sentido, nuestro museo se vincula idealmente a estos viajes por su atención a las relaciones internacionales: una vocación que viene de lejos y que ahora encuentra un compañero ideal precisamente en Argentina.

     La Fundación Proa, a su vez, es una institución que en quince años de vida ha expuesto la obra de muchos artistas internacionales importantes, y que ha dedicado gran atención al arte italiano y a sus protagonistas, de Mario Sironi a Lucio Fontana, de Mario Merz a Alighiero Boetti. Un público preparado a quien en esta ocasión el MART desea testimoniar el rol de primer plano en el desarrollo del arte italiano de una verdadera revolución artística: la que comenzó a partir de la publicación del manifiesto Reconstruzione Futurista dell'Universo (Reconstrucción Futurista del Universo) realizada por Giacomo Baila y Fortunato Depero, en 1915. Un proyecto centrado en las raíces del arte italiano del novecientos, que es una ocasión única para comprender mejor los acontecimientos artísticos y culturales de nuestro país.

Franco Bernabé
Presidente
Museo d'Arte Moderna e Contemporáneo di Trento e Rovereto

El centenario del primer manifiesto futurista, publicado en Le Fígaro en 1909, y el Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810, que marca el nacimiento de la Argentina, son los dos motivos que fundamentaron el deseo de presentar este año la muestra El Universo Futurista 1909-1936 en Buenos Aires, en la Fundación Proa.

Italia deseaba festejar adecuadamente el Bicentenario argentino y decidió hacerlo con la presentación un panorama completo del movimiento artístico que surgió en nuestro país cien años atrás, y que ha influenciado no solo el arte sino también la arquitectura, el diseño y la gráfica publicitaria en el mundo entero.

De Mario Merz (2002) a la Transvanguardia (2003), de Alighiero Boetti (2004) a El Universo Futurista, que se inaugura hoy, continúa entonces la tradición de grandes muestras en la Fundación Proa con la intención de presentaren la Argentina la creatividad de Italia en el siglo pasado.

La organización de un gran evento como la muestra presente requiere el compromiso y el trabajo de decenas y decenas de personas a las que deseo agradecer calurosamente. Añado mi reconocimiento especial al Museo di Arte Moderna e Contemporánea di Trento e Rovereto (MART) y a su Directora, Gabriella Bellí, al Grupo Techint - Tenaris que ha patrocinado generosamente la muestra, y a la Directora de la Fundación Proa, Adriana Rosenberg, que desde el comienzo mostró su entusiasmo por la idea de presentar una reseña del Futurismo.

Guido La Tella
Embajador de Italia en la Argentina




Dibujo y pintura
Le gocce
Romolo Romani, Le gocce che cadono sull’acqua (Las gotas que caen sobre el agua), 1909 - 1911
Il movimento
Carlo Carrà, Il movimento del chiaro di luna (El movimiento del claro de luna) , 1910-11
Profumo
Luigi Russolo, Profumo (Perfume), 1910
Paesaggio
Ardengo Soffici, Paesaggio (Paisaje), 1912 ca.
Signorina
Giannetto Malmerendi, Signorina + ambiente (Senorita + ambiente), 1914 ca.
Ritratto
Gino Severini, Ritratto di Madame M. S. (Retrato de Madame M. S.), 1913-15 ca.
Vortice
Giacomo Balla, Vortice (Vórtice), 1914
Composizione
Emilio Pettoruti, Composizione futurista (Composición futurista) , 1914
Literatura
Zang
Filippo Tommaso Marinetti, Zang Tumb Tumb, Adrianopoli ottobre 1912, 1914
Fiammiferi
Ardengo Soffici, Fiammiferi, 1915
Escultura
Forme
Umberto Boccioni, Forme uniche nella continuità dello spazio (vistas de frente y posterior), 1915
Fotografia
Il violoncellista
Anton Giulio Bragaglia, Il violoncellista (El violonchelista), 1913
Pintura, teatro y escenografia
Figura
Emilio Pettoruti, Figura, 1918
Ballerina
Fortunato Depero, Rotazione di ballerina e pappagalli (Rotación de bailarina y papagallo), 1917
Moda
Panciotto
Fortunato Depero, Panciotto di Fortunato Depero (Chaleco de Fortunato Depero), 1923
Panciotto di Marinetti
Fortunato Depero, Panciotto di Marinetti, modello “serpenti” (Chaleco de Marinetti, modelo “serpientes”), 1924
Danza
danze euritmiche 2
Mauro Camuzzi, Giannina Censi: danze euritmiche 2 (Giannina Censi: danza euritmica 2), 1930
danze  euritmiche 1
Mauro Camuzzi, Giannina Censi: danze euritmiche 1 (Giannina Censi: danza euritmica 1), 1930
Fotografia y fotocollage
Mandrie
Fortunato Depero, Mandrie di auto (Manada de autos), 1930
Arquitectura
Progetto
Fortunato Depero, Progetto per Padiglione pubblicitario Depero-Campari (Proyecto para el pabellón publicitario Depero-Campari), 1928
Spazio
Tullio Crali,Spazio scenico polidimensionale per ambienti sociali (Espacio escénico pluridimensional para ambientes sociales), 1931
Pintura y artes aplicadas
Uomo meccanico
Nicolaj Diulgheroff, Uomo meccanico (Hombre mecánico), 1932
Figura nello spazio 1
Enrico Prampolini, 1937 Figura nello spazio 1 (Organismo nello spacio), 1937
Dolomiti
Gerardo Dottori, Dolomiti (Dolomitas), 1938
Incuneandosi nell’abitato (In tuffo sulla città)
Tullio Crali, Incuneandosi nell’abitato (In tuffo sulla città) (Introduciéndose en lo habitado [En picada sobre la ciudad]), 1939





Fundación Proa
Av. PedrodeMendoza 1929
Buenos Aires
Argentina
info@proa.org
www.proa.org
 
Catalogo edito da Fundación Proa, 2010
 
torna indietro